amén.

Dejemos de respirar, pues ocupa tiempo, y no nos sobra.
Maldigamos nuestros deseos, y nuestros sueños, pues nos hacen no querer la realidad que tenemos.
Escupamos a la vida ajena que nos abre las puertas, pues no somos valientes ni lo seremos nunca, y no podemos caminar sin cuerdas que nos aten a un lugar seguro.
Reneguemos de los muros que se prestan a ser escalados.
Alejémonos del veneno de lo absurdo.
Protejámonos de todo tipo de imaginación.
Curémonos del espanto que supone estar vivos.
Huyamos de las sensaciones que nos retuercen el cuerpo.
Dios… líbranos de tener alma!
y sobretodo: arráncanos el corazón.

Amén.

amen1

3 comentarios

  1. Comment by José Carlos on 20 enero, 2009 8:15 am

    Quedémonos en casa, a éste lado del cristal, lejos del mundanal ruido, viendo pasar la vida de los demás, los que sufren, fantasean, se equivocan, superan adversidades, se arriesgan, se abren al mundo, desean, sueñan, respiran… los que, al fin, tienen alma…

    No serás tú la que se arranque el corazón, por más que no te quepa en el pecho.
    No serás tú la que reniegue de su vida-alma.

  2. Comment by Cinthya on 20 enero, 2009 12:42 pm

    esto no lo suscribo

    las cosas más bonitas que me han pasado me han pasado por tener corazón y lo más que he sufrido también, por supuesto, pero firmo el sufrimiento si es necesario para lo otro.

    y, como bien dicen arriba, no serás tú la que se arranque el corazón, ya lo sabemos ;)

  3. Comment by Jezabel on 24 enero, 2009 4:32 pm

    anda, yo estaba convencida de que habia contestado!
    jjj
    pues dije algo así como que: yo soy atea…
    asi que esto es una gran gran ironia e hipocresia q solo pretende decri realmente: porfavor, librate a ti misma de ser como este tipo de personas que no viven, sino temen.
    ASi que tampoco lo suscribo jajaja solo lo escribo…

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.