Bajó el cielo

El cielo bajó al suelo y nos hizo una recomendación, mas no encontró oídos ni ojos con necesidad de ver o escuchar.

Bajó al suelo el cielo, más azul y más brillante que nunca para que nos viésemos reflejados, mas no vimos más que un espejo donde deleitarnos.

Bajó con calma, luego con furia en forma de mil y una calamidades, entonces le hicimos caso, lloramos, gritamos, pedimos clemencia, consuelo. Prometimos cambiar y estar atentos al cambio.

Así que el cielo volvió a su lugar, y desde las alturas pudo ver como volvíamos a olvidarlo todo.

Por suerte para la estupidez, la bondad tampoco tiene memoria.
Y bajó al suelo el cielo, otra vez.10626495_710060122414400_2569350003509348274_n

No hay comentarios

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Lo siento, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.